El Imperio de Maximiliano y Carlota.

El Imperio de Maximiliano y Carlota.
Ferdinand Maximilian Joseph von Habsburg-Lothringen, nacido el 6 de julio de 1832 como Archiduque de Austria y Príncipe de Hungría y Bohemia, contrajo matrimonio el 27 de julio de 1857 con la Princesa Marie Charlotte Amélie Augustine Victoire Clémentine Léopoldine, nieta de María Amalia de Borbón, hermana de Leopoldo II, Emperador de Bélgica y prima hermana de la Reina Victoria I del Reino Unido.

La joven pareja vivió en la ciudad de Milán hasta el año de 1859, fecha en que el emperador austríaco le desposeyó de su rango, porque Maximiliano tenía ideas demasiado liberales. Luego aceptó la corona que les ofreció un grupo de conservadores mexicanos, quienes buscaban que un príncipe europeo ocupara la corona del Segundo Imperio Mexicano para así lograr el apoyo militar de Francia y de la Iglesia Católica. Maximiliano aceptó con la condición de que el pueblo mexicano estuviera de acuerdo, a lo que los conservadores respondieron mostrándole firmas de un plebiscito organizado en la Ciudad de México, argumentando que esos eran la mayoría de los ciudadanos. Por falta de pericia, Maximiliano hizo caso omiso a que apenas cuarenta años antes, Agustín I, primer emperador mexicano, había sido derrocado y fusilado.

En 1860 comenzó la Intervención Francesa de México, apoyada por Napoleón III. Maximiliano y Carlota arribaron al puerto de Veracruz en el barco Novara el 28 de mayo de 1864 pero pronto descubrieron a un México herido por la guerra y profundamente dividido entre republicanos y conservadores. La pareja imperial fue coronada en la Catedral Metropolitana el 10 de abril de 1864 y eligieron como sede el Castillo de Chapultepec en la Ciudad de México.

Durante su gobierno, Maximiliano intentó desarrollar económica y socialmente al país en base a la tradición Europea, siguiendo la estrategia de los Habsburgo, su familia, una de las dinastías más antiguas de Europa.

Las primeras disposiciones del Segundo Imperio Mexicano intentaron darle un tinte de legalidad al gobierno intervencionista. Maximiliano propuso la formación de una Junta Superior de Gobierno para ejercer el poder ejecutivo, formando la Asamblea de Notables que aprobaron que la nación adoptara una monarquía moderada y hereditaria con un príncipe extranjero. Se señaló en el Estatuto Provisional del Imperio Mexicano que el Emperador debía gobernar por medio de un Ministerio compuesto por ministros de la Casa Imperial, del Estado, de Negocios Extranjeros y Marina, de Gobernación, de Justicia, de Guerra, de Fomento, de Instrucción Pública y de Cultos.

El Emperador propuso conceder total libertad de prensa para que todos los ciudadanos pudieran emitir su opinión y que los curas debían aplicar los sacramentos sin exigir remuneración.

Maximiliano pronto perdió a sus seguidores porque su tendencia liberal era incompatible con los objetivos de quienes le habían ofrecido el trono. Por ejemplo, se negó a suprimir la libertad de culto y a devolver los bienes nacionalizados de la Iglesia, a pesar de que el nuncio papal se lo solicitó. Los conservadores, decepcionados con su reinado, le retiraron su apoyo.

Los liberales lucharon por derrotar al Imperio, encabezados por Benito Juárez y apoyados por Estados Unidos, que a partir de la Doctrina Monroe, se dedicaba a evitar la presencia de monarquías europeas en América. La Intervención Francesa logró instaurarse en México porque Estados Unidos había estado ocupado librando su guerra civil pero una vez concluida, volcaron su esfuerzo en derrocar a Maximiliano. Simultáneamente, Napoleón III enfrentaba serias amenazas en Europa, por lo que en 1866, ordenó la retirada de las tropas francesas en México.

Maximiliano tuvo la oportunidad de abdicar y regresar a Austria, pero ni el apoyo de los estadounidenses a Benito Juárez, ni la falta del apoyo de Francia y de los conservadores mexicanos, le hicieron recapacitar sobre su inminente derrota.

Maximiliano fue sitiado y capturado por el general Mariano Escobedo en Querétaro. Tras un breve juicio celebrado en el teatro municipal por un coronel y seis capitanes, sin derecho a apelaciones y con base en un interrogatorio que en su mayor parte el Emperador se negó a contestar, los revolucionarios lo condenaron a muerte. Fue fusilado en el Cerro de las Campanas de la ciudad de Querétaro el 19 de junio de 1867, junto con los generales conservadores Miguel Miramón y Tomás Mejía, bajo la supervisión de Benito Juárez. El cuerpo de Maximiliano fue depositado, junto a sus ancestros, en la cripta imperial de la
Iglesia de los Capuchinos en Viena.

Carlota pasó el resto de su vida en aislamiento, convencida de que su esposo regresaría y ella seguía siendo la emperatriz de México. Vivió en su Palacio de Miramar, luego en el Castillo de Tervueren y finalmente en el Chateau de Bouchout en Bélgica, donde finalmente murió el 19 de enero de 1927, víctima de una pulmonía.



Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Deerechos Reservados.
Foto: www.tierra.free-people.net


Artículos Relacionados
Videos populares
¿Qué cambió en el Hoy No Circula?

¿Qué cambió en el Hoy No Circula?

Hechos a mediados del 2014, las reformas y cambios en el reglamento de tránsito en la ciudad de México generaron inconformidad y sobre todo confusión entre los visitantes y pobladores de la ciudad el programa Hoy No Circula tuvo cambios Leer más>>



Historia e información del heroico escuadrón 201

Historia e información del heroico escuadrón 201

Durante la gran tragedia que fue la segunda guerra mundial, hubo sin lugar a dudas muchos individuos, regimientos y hasta países que se distinguieron por su valentía y tácticas de lucha en el combate. Aunque originalmente México mantuvo una actitud neutral para con las fuerzas del eje, finalmente se inclinó por los aliados y participo en la guerra enviando al escuadrón 201 Leer más>>



Qué hacer un fin de semana en Manzanillo

Qué hacer un fin de semana en Manzanillo

Las actividades para realizar en Manzanillo son casi inagotables y sumamente variadas, que pueden ir desde un tranquilo paseo por la playa, jugar al golf e incluso acudir a sus únicas e interesantes casas de cultura. Leer más>>

Suscríbete y comparte