Historia de Sinaloa

Según registros arqueológicos, los indígenas habitantes del actual estado mexicano de Sinaloa, pertenecieron a la cultura prehispánica mesoamericana. Los rasgos compartidos con los nayaritas, determinan que el municipio de Guasave, Sinaloa, era la frontera norte de Mesoamérica. Así, las comunidades de este lugar fueron el contacto con las tribus del norte.
El asentamiento más antiguo se encuentra en el actual territorio de Chametla. Su existencia se ubica en el año 300 de nuestra era, y se conformaba de una sociedad dedicada a la pesca, a la agricultura en terrazas a la orilla del mar, y a sepultar a sus difuntos en cementerios.
Seiscientos años después, una refinada cultura que practicaba además la cacería y la alfarería, y se vestía de gamuza y algodón, habitó en la actual Culiacán. Sus herramientas principales eran el arco y flecha, la macana y el escudo; además, colocaban a sus muertos dentro de ollas de barro.
Entre 700 d.C. y 1,200 d.C. floreció en Nayarit y Guasave, Sinaloa, la cultura del llamado Complejo Aztatlán; de la cual se han encontrado hermosas muestras de cerámica y alfarería en onix, barro y alabastro.
Una vez pasado el esplendor de esta cultura, los indios totorames se asentaron en Aztatlán. Estos eran una cultura sedentaria practicante de la agricultura, pesca y recolección de sal para su propio consumo y para utilizarla en el comercio con otros grupos. Diestros artesanos, elaboraban objetos de perlas, plumas y caracoles. Sin embargo, muy poco se sabe de su sencilla organización política y casi nada de su religión.
Por la misma época Culiacán era habitado por la cultura tahue, quienes sí estaban organizados en barrios y manejaban el poder económico y social de forma hereditaria. Al igual que los totorames, practicaban la agricultura, pesca, recolección de frutos, de sal, practicaban la alfarería y no eran violentos.
Otros grupos de la zona incluyen a los cahitas, guasaves, achures, acaxees y xiximes, estos últimos dos habitaban en la sierra.
En 1529 y después de fundar los actuales estados de Michoacán, Jalisco y Nayarit; Nuño Beltrán de Guzmán, decide emprender una expedición hacia el noroeste del país. Al llegar a Sinaloa, comienza el acostumbrado recorrido de reconocimiento de los grandes pueblos indígenas para decidirse a fundar la villa de San Miguel, lugar desde donde controlaría todo el territorio. Sin embargo la ubicación de tal villa no duró mucho y pronto fue reubicada a la actual capital del estado, la ciudad de Culiacán.
A pesar de las altas expectativas que los colonizadores tenían de este territorio, para conformar otra gran Nueva España, las cosas resultaron muy diferentes. Uno de los primeros y más grandes obstáculos que tuvieron que superar fueron las grandes epidemias que los mismos colonizadores propagaron entre los nativos, cuyas defensas biológicas desconocían los virus europeos. Así, entre 1535 y 1536, las poblaciones totorames y cahues se redujeron en más del 90%. Ante la falta de suficiente mano de obra que sacara adelante a los establecimientos españoles, el siglo XVI terminó para Sinaloa con unos cuantos asentamientos pobres y aislados.
Con la llegada de la Independencia, las familias de criollos “notables” que en Sinaloa y en Sonora gozaban de los mayores privilegios y control de la tierra se vieron aún más beneficiados, ya que el nuevo gobierno independiente de la nueva nación mexicana era débil, lo que les permitió tomar el control absoluto de la vida política y económica de ambos estados. En 1824, Sonora y Sinaloa se conforman oficialmente en el Estado Interno de Occidente.
A partir de mitad del siglo XIX la guerra entre liberales y conservadores propició un cambio aún más grande en la sociedad mexicana. Con la aplicación de los principios del Plan de Ayutla a la llegada a la presidencia del liberal Juan Álvarez, el dominio de los “notables” se vino abajo. La llegada de la constitución de 1857 en donde se retiraba el derecho a la propiedad de inmuebles a toda la Iglesia Católica provocó la furia de las altas jerarquías eclesiásticas, quienes presionaban al pueblo para no reconocer tal afrenta ya que enfrentarían la excomunión.

Después de la Guerra de Reforma durante el mandato del presidente Benito Juárez, los mexicanos debieron enfrentarse a la invasión del imperio francés. Y en 1864, en Sinaloa, el gobernador Antonio Rosales y un ejército de 400 soldados derrotaron a las tropas invasoras, en la batalla de San Pedro, hasta hoy recordada como símbolo de la derrota del enemigo. Aunque en realidad, el sitio del sur del estado por parte de los soldados europeos y el terror que esparcieron sobre numerosas poblaciones sinaloenses duró hasta noviembre de 1866, cuando el emperador decide retirarse del país.
Estos últimos acontecimientos dieron pie al nacimiento del sentimiento nacionalista en el noroeste del país. Sonorenses y Sinaloenses luchando por un objetivo común, el viaje hasta la capital para defender la patria, desarrollaron la identidad mexicana en estos estados hasta entonces “independientes” de la vida de la joven nación.
En el periodo que comprende la dictadura de Porfirio Díaz, conocida como la época del porfiriato en nuestro país, Sinaloa enfrentó profundos cambios que dieron forma a la actual economía del estado. Cuando el puerto de Mazatlán había sido hasta entonces, el puerto del Pacífico, la apertura del puerto de San Francisco significó la supedición del puerto sinaloense a los intereses norteamericanos. Asimismo, la llegad de capital extranjero para inyectar en la industria minera y ferrocarrilera de México, lograron atar el desarrollo de Sinaloa a las acciones de los norteamericanos.
A partir de 1934, con la implementación de la reforma agraria impulsada por el presidente Lázaro Cárdenas, la transformación del campo sinaloense benefició a toda la zona de la llanura. Con la abolición de los latifundios y la constitución del ejido colectivo y de las pequeñas propiedades privadas, la agroindustria floreció en el estado.



Artículos Relacionados con Sinaloa

Leyendas Mexicanas I

Es muy común escuchar en México relatos fantásticos que han ...

Modelos Económicos en la Historia de México

Los tres modelos económicos más representativos en la histor...

La Guerra de Reforma, Historia de México

La Guerra de Reforma de México, conocida también como Guerra...

María Izquierdo, Arte Mexicano

Una de las más importantes pintoras del arte mexicano durant...

Francisco I. Madero, Biografía e Información

Nació el 30 de octubre de 1873, en la Hacienda el Rosario de...

Las Mejores Ciudades para Vivir en México

Las mejores ciudades para vivir en México varían según el me...

Los más vistos

5 de Febrero, Conmemoración de la Promulgación de la Constitución

La Constitución de 1917, es el resultado de un lar...

Los Principales Desastres Naturales Ocurridos en México

Es indudable que los siglos de actividad humana han dejado h...

Migración en México

Uno de los problemas fundamentales de México, es el flujo mi...

Principales Plantas de Energía en México

La Comisión Federal de Electricidad es la empresa del Estado...

Miguel Hidalgo, La Independencia de México

Miguel Hidalgo es una de las figuras más reconocidas en la h...

La Guerra Cristera

La Guerra Cristera también es conocida como Guerra de los Cr...

La Guerra de Reforma, Historia de México

La Guerra de Reforma de México, conocida también como Guerra...

Celebración de Día de Muertos en Pátzcuaro, Michoacán

El Día de Muertos en México tiene sus or&ia...