Historia de Aguascalientes

Aguascalientes nace como una villa de esperanza para unos cuantos pobres habitantes de la Nueva Galicia, nombre que sostení­a la zona norte de México a principios de la Conquista española. Su ubicación en el camino de la Ruta de Plata entre Guadalajara y Zacatecas le concedí­a una gran ventaja; sin embargo, en sus inicios, sus fundadores se enfrentaron a grandes problemas, entre ellos los ataques de los indí­genas nómadas que habían sido desplazados de la zona, las epidemias y la pobreza, por lo que en algún momento la villa llegó a contar con una población total de tan sólo 16 personas.

Al final de la independencia mexicana, la lucha por sobrevivir de esta tenaz población se enfrentó a un nuevo problema, ya que fue absorbida por Zacatecas hasta el año de 1835, cuando bajo el gobierno del General Santa Anna consigue su independencia. La leyenda cuenta que una pareja de aguascalentenses acaudalada, ofreció al General una fastuosa cena para agradarle y a cambio de conseguir la independencia de su tierra la esposa del anfitrión le regaló un beso. Cierto o no, el anfitrión, Don Pedro Garcí­a Rojas, se convirtió en el primer gobernador del nuevo estado independiente.

La época del porfiriato trajo consigo algunos avances económicos como lo fue el ferrocarril. Las ví­as ferroviarias conectaron al paí­s y Aguascalientes no quedó excluido. Después llegó la Revolución Mexicana y a su término, en el año de 1914, esta ciudad fue sede de la Convención Revolucionaria convocada por todas las facciones revolucionarias que pugnaban por el poder. En esta mesa de negociaciones se conocieron y se presentaron los distintos grupos; en ella intentaron reforzar sus propias ideologías de lucha y desacreditar a las de sus opositores; en ella se conformó el organismo de gobierno más representativo y legí­timo de la Revolución Mexicana.

Fundada originalmente con el nombre de Villa de la Ascensión, la esperanzada villa pronto toma la advocación de la Virgen de la Asunción como santa patrona para cambiar su nombre oficial a Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, y es que los manantiales de calientes aguas que se encontraban alrededor eran el punto de referencia del lugar. Hoy en dí­a, el estado de Aguascalientes y su capital del mismo nombre, son reconocidos por mucho más que eso, ya que además de su privilegiada ubicación y excelente infraestructura de transporte (cuenta con un Aeropuerto Internacional, una amplia red de carreteras y redes ferroviarias) el 80% de su territorio es zona urbana y ha desarrollado grandes parques industriales que mantienen una oferta estable de trabajo para la joven población de esta localidad.

Artículos Relacionados conAguascalientes

El Proceso para tramitar la Credencial para Votar del IFE

La Credencial para Votar o Credencial del IFE es, por excele...

5 de Febrero, Conmemoración de la Promulgación de la Constitución

La Constitución de 1917, es el resultado de un lar...

Los más vistos

El Museo Soumaya en México

Ubicado en el número 303 del Boulevard Miguel de C...

Los Peores Huracanes en México

Al igual que una máquina de vapor, la cual posee aire calien...

Dioses Prehispánicos de México.

Huitzilopochtli, significa en náhuatl "colibr...

María Izquierdo, Arte Mexicano

Una de las más importantes pintoras del arte mexicano durant...