Historia de Colima

Los restos más antiguos de sentamientos humanos en lo que hoy es el estado de Colima corresponden al siglo XV a.C. A través del tiempo fueron llegando nuevos grupos culturales, hasta que en el año 100 d.C. se establece el complejo de Comala, cultura bajo la cual el arte cerámico colimeño alcanza su máxima perfección. Como ejemplo de la expresión de este arte están los “perros sebados”, reconocidos internacionalmente.

Otros complejos llamados de Armería, de Colima y Chanal le sucedieron. Siendo hoy los más explorados los restos arqueológicos de Chanal y La Campana, que pertenecen a los siglos VI – XV d.C. Con clara influencia mesopotámica, las ciudades exhiben templos piramidales, calzadas y representaciones del dios de la lluvia, Tlaloc, y del viejo dios del fuego, Huehuetéotl.

En 1522 llegó la primera expedición española a cargo de Juan Rodríguez de la Fuerte, sin embargo, enfrentó su derrota ante los indígenas que habitaban la región de Tecomán. La siguiente expedición, a cargo de Gonzalo Sandoval, logró establecer en 1523 una de las villas más antiguas de la Nueva España, bajo las órdenes directas de Hernán Cortés.

Durante la Conquista, la alcaldía de Colima debió enfrentarse al embate de piratas europeos que llegaban a la bahía de Santiago Buenaesperanza, hoy puerto de Manzanillo.

A pesar de ser una alcaldía directa del virreinato desde su fundación, a finales del siglo XVIII se convirtió en subdelegación de la Intendencia de Guadalajara. Al igual que su iglesia, quien ahora dependía del obispado de Guadalajara.

De marzo 1792 a noviembre del mismo año, Colima tuvo como cura de su parroquia a Don Miguel Hidalgo y Costilla. Cuando éste pronunció el ahora famoso grito de Dolores para dar inicio a la guerra de Independencia Mexicana, la sociedad colimense mestiza, indígena y criolla, no dudó en tomar las armas y luchar por la soberanía del país.

Escenario de grandes batallas entre insurgentes y realistas (defensores de la corona española), la ciudad de Colima vio luchar con determinación a grandes hombres como los colimeños José Antonio Torres, Rafael Arteaga, Pedro y Manuel Regalado, José Calixto Martínez, Miguel “El Lego” Gallaga, el cura José Antonio Díaz e Ignacio Sandoval entre muchos otros.

Una vez obtenida la independencia, la nueva federación otorgó a Colima la categoría de Territorio Federal en 1824. Sin embargo, en 1837 volvió a perder su autonomía al ser nombrado distrito del Departamento de Michoacán.

No es sino hasta 1857, con la promulgación de la nueva Constitución Mexicana, que obtiene el título de Estado de la Federación, soberano e independiente, y nombra como primer gobernador electo, al General Manuel Álvarez.

Durante el porfiriato, Colima se beneficia, al igual que la mayor parte del país, de una línea de ferrocarril que conecta al puerto de Manzanillo con la ciudad de Colima y otra que conecta a esta ciudad con Tuxpan. Durante la guerra de Revolución Mexicana, el estado costeño se mantuvo fuera de las guerras armadas, no obstante sufrir las batallas por el poder de los partidos locales.

Y es que aún no le tocaba librar su más cruenta batalla, la Guerra de los Cristeros, iniciada con la aprobación de la Ley de Cultos de 1926. Esta consistió en un armado ataque del gobierno central contra la Iglesia y todas sus propiedades, incluidas escuelas, templos, hospitales y orfanatorios.

Artículos Relacionados conColima

La Guerra de Reforma, Historia de México

La Guerra de Reforma de México, conocida también como Guerra...

La Conquista de México

Tras el descubrimiento de América, los europeos se interesar...

Religiones en México

México es un país oficialmente laico en el que la Iglesia y ...

Los más vistos

¿Qué conforma al PIB de México?

El Producto Interno Bruto (PIB) es el valor monetario total ...

Los principales Cárteles en México

La cantidad de cárteles que se disputan el control del narco...

El Petróleo Mexicano

Son dos los productos derivados de la explotación petrolera,...

La Ayuda a los Trabajadores en México

En México existen diversas prestaciones sociales que otorgan...