Historia de Nayarit

La gran cultura Mesoamericana comprende desde el río Sinaloa al occidente de México hasta el país centroamericano de Nicaragua, comprendiendo 1 millón de km2 de superficie. El legado de los primeros pobladores mesoamericanos en el actual territorio de Nayarit se compone de conchas marinas, artefactos de piedra, sepulturas y vestigios de viviendas de hasta 7 mil años de antigüedad.

Con el descubrimiento de la agricultura, muchos de los grupos prehispánicos se volvieron sedentarios. En territorio nayarita, destaca durante el periodo 400 a.C. – 700 a.C. la construcción de tumbas “de tiro”, característica muy peculiar encontrada solamente en Colombia, Panamá y Ecuador, lo que nos habla de un intercambio cultural, posiblemente a través del mar, entre estos grupos precolombinos.

Durante muchos años se creyó que en el periodo posclásico el desarrollo de las culturas en el occidente mexicano se limito al cacicazgo, o grupos de aldeas que luchan entre sí. Sin embargo, investigaciones recientes indican que la falta de estudios arqueológicos suficientes es la razón de esta errónea concepción, ya que se han descubierto rastros de caseríos, fortificaciones, minas y pueblos grandes en este territorio.

A la llegada de los españoles, los indios nayaritas no estaban sometidos ni al imperio tarasco ni a los aztecas, sin embargo dos grandes centros urbanos dominaban gran parte de los valles, Xalisco y Aztatlán. En la serranía, indios coras y huicholes se destacaban de entre numerosos grupos lingüisticos como tecos, torames, tepehuanes, huaynamotas, etc.

En 1524 llega Francisco Cortés, primo del conquistador Hernán Cortés, a entablar relación con los dos señoríos más poderosos, los cuales lo recibieron pacíficamente. Sin embargo, el respeto y moderación con los cuales el capitán Cortés manejó la conquista del occidente mexicano, fueron opacados ante la llegada de Nuño de Guzmán, enemigo de Hernán Cortéz. Guzmán, provisto de una tropa de miles de indios mexicas y tarascos llegó arrasar con los valles y la costa nayarita y jalisciense. Saqueos, incendios y vejaciones eran cometidos a la llegada de Guzmán por lo que muchos indígenas aterrorizados huían o se sometían voluntariamente. La posterior llegada de los misioneros franciscanos aliviaría un poco la situación.

La primera ciudad que se fundó en este territorio de la llamada Nueva Galicia, fue la ciudad de Compostela, actual Tepic. A partir del siglo XVII, el desarrollo llegó a este lugar y comenzó la construcción de puentes y caminos, las minas de oro y plata atrajeron a numerosos pobladores y se fundaron más ciudades. La ganadería fue una de las principales actividades durante la época colonial en los valles nayaritas, lo que propició el desarrollo de grandes haciendas y rancherías.

Por su lado, los indios de las serranías lograron mantener su libertad durante dos siglos a partir de la llegada de los españoles. Algunos franciscanos lograron convencer a pequeños grupos, de bajar a los valles y cambiar de modo de vida. Pero los constantes ataques chichimecas hacia las ciudades, en busca principalmente de sal, hicieron que los españoles decidieran culminar la conquista de la sierra nayarita alrededor de 1616. La labor requirió el uso de las armas, sin embargo, el proceso no fue inhumano y cruel como el comandado anteriormente por Nuño de Guzmán.

Al final del siglo XVIII e inicios del XIX las misiones jesuitas y el crecimiento económico en base a los exitosos ingenios de azúcar, y el puerto de San Blas cambiaron el panorama de las ciudades nayaritas.

En 1810, la llegada de la Independencia Mexicana fue recibida con entusiasmo por parte de algunos nayaritas, quienes al mando del cura Mercado se lanzaron a la toma del puerto de San Blas. El objetivo fue logrado con asombrosa rapidez y efectividad, pero poco después la traición y la llegada del ejército realista dieron un gran revés a la causa insurgente. Después, consumada la independencia de México, en 1824, el Congreso de la Unión separó a Jalisco de Nayarit y formó el Distrito de Nayarit.

Durante el porfirismo, la oferta y calidad de la educación estatal mejoró considerablemente, también fue notable la llegada de la modernidad con la instalación de electricidad, agua potable, la gasolina, etc. Sin embargo, los nayaritas se quedaron esperando el ferrocarril que nunca llegó al estado.

Una vez terminada la Revolución Mexicana, la reforma agraria llegó en 1926 para México, pero en Nayarit las cosas fueron distintas y no fue sino hasta entrado 1933 que se hizo efectiva la desaparición de latifundios y la repartición de las tierras. Asimismo, enr 1928 llegó por fin el ferrocarril al estado.

Pero no fue sino hasta 1945 que la sociedad rural de Nayarit experimentó una verdadera transformación económica y social con la revolución del transporte, la construcción de la carretera Guadalajara-Tepic-Mazatlán-Nogales, y la población comienza a crecer a pasos nunca antes vistos.

Artículos Relacionados conNayarit

El Tequila

El tequila representa actualmente la bebida nacional por exc...

Los Partidos Políticos Mexicanos, Historia y Actualidad

La historia de los partidos políticos en México puede dividi...

Los más vistos

Los Mexicas y su Escultura

El pueblo mexica se ostentaba como originario de la región m...

Los Presidentes de México del Siglo XIX

Después de la Leer más

Victoriano Huerta

José Victoriano Huerta Márquez nació en el rancho Agua Gorda...

Mar de Cortés, Acuario del Mundo

En el Mar de Cortés confluyen las playas de cuatro Estados: ...