Museo Nacional: Castillo de Chapultepec

Museo Nacional: Castillo de Chapultepec
Durante la época del virreinato se levantó la casa donde estuvo, según la tradición, el antiguo palacio mexica y el adoratorio que había en el cerro se convirtió en una ermita dedicada a San Francisco Javier, años más tarde el edificio se modificó y fue destinado a servir como fábrica de pólvora, la que se incendió y voló en 1784, quedando parcialmente destruido. La construcción fué reedificada durante el gobierno del Virrey Alburquerque, pero fue el Virrey Bernardo Gálvez quien puso especial atención en la reconstrucción del castillo destinándolo al recreo de los Virreyes.

En la época de la intervención Norteamericana, en 1847, el Castillo alojaba al Colegio Militar y sus cadetes llevaron a cabo una heroica defensa contra las tropas invasoras. Posteriormente, con la Intervención Francesa y la imposición de Máximiliano de Hasburgo como emperador del país, el castillo fue utilizado como residencia imperial. En ese tiempo Maximiliano dio órdenes para que se llevaran a cabo obras de embellecimiento, tanto en el castillo como del bosque mismo. Más tarde, durante el gobierno de Porfirio Díaz, fue reedificado con su actual fisonomía. Posteriormente se usó como residencia de los presidentes de la República, entre los que pueden mencionarse a Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Pascual Ortíz Rubio y Abelardo Rodríguez, algunos de los cuales ordenaron hacerle ciertas modificaciones. (foto: Esparta)

Finalmente en 1940, siendo presidente el general Lázaro Cárdenas, el castillo fue cedido para ser convertido en Museo Nacional de Historia, el cual se inauguró en septiembre de 1944, ya bajo el mandato del general Manuel Ávila Camacho. Este museo se formó con objetos que tenía el antiguo museo de Arqueología, Historia y Etnografía, además de otros provenientes del museo de Artillería, del Convento de San Francisco, del antiguo ayuntamiento de compras y con diversas donaciones. De entonces a la fecha tanto su acervo como la forma de representar el material han sufrido varias transformaciones y sus colecciones han aumentado, por lo que el lugar se ha restaurado para hacer una mejor presentación de su contenido, el cual se divide de la siguiente manera: en la planta baja las salas de la Conquista, la conquista religiosa, el comercio con oriente, el desarrollo urbano de la Ciudad de México, La Galería de Virreyes, la Independencia, el México Independiente, del Presidente Juárez, la Revolución, los Carruajes, la Galería de Banderas, la Antesala de Acuerdos de Secretarios de Estado, la Sala de Acuerdo de los Presidentes de la República, el Salón Chino, el Cuarto de baño y la Recámara de la Emperatriz Carlota, el salón de té y la Sala de Recepción de los Emperadores.

Desde el periodo prehispánico Chapultepec ha sido un punto privilegiado. Allí habitaron reductos de población tolteca en el siglo XII y los aztecas en el XIII. Estos últimos eligieron en el sitio a su primer señor. También la consolidación del gobierno en Tenochtitlán, los mexicas construyeron un canal abajo del cero que proveía de agua dulce a la capital y que fue convertido en acueducto en la época novohispana.

Específicamente el Castillo está dividido en Salas, y de acuerdo a la estructura del edificio se encuentra principalmente el Alcázar que se describirá después. Sin embargo, de manera general, el contenido es un recorrido por la historia del país, en el que se hace alusión a través de murales, objetos y narraciones impresas.

Distribución del Edificio:

La Sala 1 y 2 están destinadas al tema de la Nueva España
La Sala 3,4 y 5: Fin de la Nueva España e Independencia.
La Sala 6: México Independiente.
La Sala 7: La Reforma y la caída del Imperio.
La Sala 8 y 9: Victoria de la República.
La Sala 10: La dictadura.
La Sala 11: El Feudalismo Porfirista y el sufragio efectivo.
La Sala 12: Revolución Mexicana.
La Sala 13: Del Porfirismo a la Revolución.

El museo Nacional de Historia tiene dos particularidades que lo caracterizan. Hay en él, esencialmente, un recorrido histórico que comienza con la conquista hispana y concluye con el movimiento armado de 1910. Pero además, este seguimiento se plasma en una serie de obras plásticas y plazas históricas que pertenecen cronológicamente a varias épocas. Así en la sala XII, que nos relata el periodo de la Reforma y la caída del Imperio, observaremos una corona de plata que perteneció a Juárez pero también un cuadro de José Clemente Orozco de 1948 que alude precisamente a la caída de Maximiliano. Se trata de una visión periodizada en la que sin embargo confluyen voces de cinco siglos.

El Alcázar

El alcázar como ya se dijo, fue mandado construir por Maximiliano de Habsburgo. Actualmente pueden admirarse allí algunas colecciones que también guardan una estrecha relación con los acontecimientos de la historia mexicana. Nos detendremos en algunas de las piezas más valiosas e importantes. (foto: Wikipedia)

Sala de Carruajes históricos

En esta sala se ha reunido una serie de carruajes cuya importancia estriba en haber pertenecido a algunas distinguidas figuras. Se exhiben aquí el carruaje que perteneció a Benito Juárez siendo presidente de la República; el que utilizaron en ocasiones solemnes el proclamado emperador Maximiliano y su esposa Carlota y que usaban diariamente, este último readaptado al pasar a manos de Juárez.

Sala de Banderas

Aquí se puede adquirir una visión histórica a través de una colección de enseñas que pertenecen a varios episodios nacionales. Sobresalen así la Bandera del Batallón Activo de San Blas que fue protagonista en la defensa del Castillo de Chapultepec durante la intervención norteamericana de 1847, la Bandera Sierra, de la que sólo quedan vestigios del escudo que consistía en un carcaj cruzado por arco y sable, enarbolada en la guerra de Independencia, la Bandera del Batallón de Tres Villas que ondeó en 1829 entre las tropas que pelearon al mando de Baradas contra los españoles, en 1836 durante la guerra de Texas y en 1847 en la invasión estadounidense. Figuran también el Estandarte del Batallón de Cazadores de Galeana que iba en la vanguardia del Ejército Republicano del Norte, comandado por Mariano Escobedo, y, para terminar el recorrido de pendones y divisas, las banderas famosas del movimiento armado de 1910 entre los que sobresalen la Bandera de la Marcha de la Lealtad. (foto: Edans

Por último habrá que referirnos a algunos salones y piezas del edificio que usaron en otras épocas para diferentes servicios oficiales, diplomáticos y habitacionales.

Sala de Acuerdos y Antesala de los Secretarios de Estado

Se muestra una réplica del mobiliario que sirvió a varios presidentes durante sus reuniones de carácter oficial.

Sala China

Se trata de un obsequio que la Emperatriz china, de quien se ve un retrato, ofreció a Porfirio Díaz en 1910 al festejarse el centenario de la Independencia Mexicana. Sus muebles están finamente trabajados con incrustaciones de concha y recubrimientos de seda sobre madera de ébano.

Recámara de la Emperatriz Carlota

Las piezas que conforman el mobiliario están realizadas en estilo Boulle y decoradas según la época. Durante el gobierno del presidente Manuel González se adquirió esta recámara para el alcázar del castillo.

Baño de la emperatriz

Es una tina de mármol de una pieza donada a Porfirio Díaz por el gobernador de Puebla, Rosendo Márquez. Probablemente haya pertenecido a Carlota.

Sala de Música

Se expone en esta sala un ajuar de madera trabajado con aplicaciones de bronce y tapicería de aubusson en las que se quizo representar las fábulas de La Fontaine (regalo de Napoleón III a Maximiliano y Carlota).

También, tallados delicadamente, se exhiben dos planos que pertenecieron a los emperadores. Asimismo, destacan sus grandes retratos pintados por Albert Graefle en 1865.

Al Castillo de Chapultepec se puede entrar por Paseo de la Reforma en el Acceso de Gandhi, y si se va a pie, por la estación del Metro Chapultepec. Se encuentra en la Primera Sección del Bosque de Chapultepec,abre de Martes a Domingo, de 9 de la mañana a 5 de la tarde. El Museo cuenta con el servicio de visitas guiadas a grupos escolares y a particulares, también existe una biblioteca con copias de documentos históricos, libros referentes a la historia del edificio y de México, una tienda donde se venden folletos, tarjetas y posters de los murales, así como fotografías. Se ofrecen conciertos y se organizan conferencias de todo tipo.

Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.
Foto: Wikipedia.org Ver Licencia y Autor

Artículos Relacionados
Videos populares
5 Atracciones turísticas que debes visitar en Veracruz

5 Atracciones turísticas que debes visitar en Veracruz

Uno de los estados con más bellezas naturales, impresionantes paisajes, grandes festividades y sobretodo llenos de vida que se encuentran en México es Veracruz, por lo cual también es uno de los que más visitantes reciben año con año. Este breve top cinco ayudará a quien desea hacer una visita rápida en ese estado y quiere conocer aquellos sitios más populares. Leer más>>



Información e historia de los dulces típicos mexicanos

Información e historia de los dulces típicos mexicanos

Independiente de la gastronomía y los postres, los dulces típicos producidos en México son una delicia para el paladar de todos aquellos que los prueban. Como es obvio estos dulces varían en su sabor, preparación, aroma y hasta simbolismo dependiendo de la región Leer más>>



Historia e información del heroico escuadrón 201

Historia e información del heroico escuadrón 201

Durante la gran tragedia que fue la segunda guerra mundial, hubo sin lugar a dudas muchos individuos, regimientos y hasta países que se distinguieron por su valentía y tácticas de lucha en el combate. Aunque originalmente México mantuvo una actitud neutral para con las fuerzas del eje, finalmente se inclinó por los aliados y participo en la guerra enviando al escuadrón 201 Leer más>>

Suscríbete y comparte