Principales Plantas de Energía en México

full-CORTINA7.JPG

Tradicionalmente, la Comisión Federal de Electricidad ha sido la empresa del Estado encargada de la generación, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica en el país. Actualmente atiende a 39.5 millones de personas, de las cuales casi el 88% pertenecen al sector doméstico. Sin embargo, poco se sabe de dónde proviene la energía que todos los días de forma permanente mantiene las actividades de personas, empresas y gobierno.

La capacidad de generación cuenta con 215 centrales generadoras de energía, lo que equivale a 54,374 MW (Megawatts), incluyendo a aquellos productores independientes que por ley están autorizados para generarla.

Los clientes a los que se suministra energía eléctrica están divididos por su actividad, así el 0.51% se destina al sector servicios, el 9.8% al comercial, el 0.79% a la actividad industrial, el 0.33% al Agrícola y el uso más importante es el doméstico, con 88.5% de los usuarios. Además, la demanda aumenta en 1.1 millones de solicitantes cada año.

La capacidad instalada se integra con todas las formas de generación; las termoeléctricas representan el 55.60% de la generación, en tanto las hidroeléctricas el 30.4%, seguidas de las carboeléctricas que generan el 7.2% del total de la electricidad en el país, mientras que las nucleoeléctricas contribuyen con el 3.8%, con menor capacidad están las Geotermoeléctricas con 2.6% de generación total y las Eoloeléctricas con sólo 0.2%. Un caso especial son los productores independientes que producen un alto porcentaje en relación con las otras formas de generación, ya que aportan el 23% de la capacidad instalada, según la misma CFE. El caso más notorio es precisamente el de Walmart, quien con un parque eólico en el estado de Oaxaca provee electricidad a todas sus tiendas.

La generación de energía tiene varias fuentes, la primera de ellas y la más antigua son las hidroeléctricas, entre las más importantes por su capacidad de generación se encuentran la de Chicoasén, en Chiapas, Manuel Moreno Torres, que genera 2,400 MW, la del Malpaso en Tecpatán, Chiapas, El Infiernillo, en La Unión, Guerrero, que produce 1,040 MW, le sigue Aguamilpa, en Tepic, Nayarit, la cual es capaz de generar 960 MW. El sistema cuenta también con la Hidroeléctrica Belisario Domínguez, o Angostura, en Chiapas que genera 900 MW, La Hidroeléctrica Leonardo Rodríguez Alcaine, conocida como “El Cajón”, produce actualmente 750 MW desde Santa María del Oro en Nayarit. Otra de gran importancia es la que se encuentra en Choix, en Sonora que lleva el nombre de Luis Donaldo Colosio, conocida también como Huites, la cual genera en su máxima capacidad 422 MW.

Por su parte, las Termoeléctricas más importantes son la de Tuxpan, en Veracruz que tiene 2,200 MW de capacidad de generación de energía eléctrica, la de Tula Hidalgo, que produce 1546 MW, seguida de la de Manzanillo, con 1,200 MW,

Las Geotermoeléctricas tienen menos presencia en el sistema eléctrico nacional, aunque destacan tres unidades de Cerro Prieto en Mexicali, Baja California, produciendo 220 MW y 180 MW, respectivamente.

Las Carboeléctricas sólo son dos, y se ubican en Nava, Coahuila, cada una de las cuales genera 1,200 y 1,400 MW.

Sólo existe una Nucleoeléctrica, la de Laguna Verde en Alto Lucero, Veracruz, y que por sí misma genera 1,400 MW.

Desde hace algunos años, el gobierno Federal ha hecho énfasis en la necesidad de ir convergiendo hacia la energía alterna, tal como la Eólica, en 1982 fue instalada la Eoloeléctrica Guerrero Negro en Mulegé, Baja California Sur, y en 1994 la Venta en Juchitán, Oaxaca, aunque existe gran diferencia entre una y otra, pues la primera está en un límite muy bajo de producción, en tanto, la segunda produce sólo 85 MW. Existen otras formas de generación como la de ciclo combinado, diesel y otras que generan electricidad en mucho menor proporción que las anteriores.

Bajo el marco de las leyes aprobadas en el 2014, la CFE enfrenta ahora la entrada de competidores que quieran producir y vender energía. Aunque a principios del 2016 no se habían entregado contratos a otras compañías, ya algunas como la española Iberdrola o la surcoreana KEPCO habían manifestado interés en cubrir parte de la demanda publica e iniciar operaciones en México.

Sin embargo, no podemos dudar que la capacidad instalada a lo largo de la vida de la Comisión Federal de Electricidad, sustenta en gran medida la actividad económica del país, y debe ser un orgullo para los mexicanos las grandes obras de infraestructura que la ingeniería mexicana ha logrado desde la creación de la CFE.


Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando Méxicos, Todos los Derechos Reservados.
Foto: Cfe.Gob.mx