La Belleza de Chiapas

La Belleza de Chiapas
Chiapas es uno de los Estados de la República Mexicana con bellezas naturales e históricas inigualables. Tiene la fortuna de haber sido testigo de la vida del mundo maya, cuyas actividades dejaron vestigios como Palenque, hoy zona arqueológica situada en la selva chiapaneca. Los mayas crearon inmensas estructuras como el Templo de las inscripciones, el Templo del conde, de los que puede hacerse referencia no sólo el conocimiento arquitectónico y el manejo del espacio, sino la visión del mundo maya sobre la creación, los ciclos del hombre y su interrelación con el medio ambiente. A Palenque se puede llegar ya sea por la carretera 186 desde Villahermosa hacia Escárcega, desviándose en Ocosingo, o desde San Cristóbal.

Bonampak es otra de las ruinas mayas que dejan constancia de la grandeza de esa cultura, puesto que este pueblo desarrolló no sólo un sentido estético, sino técnicas de pintura como el fresco que se observan en murales con temas bélicos, y religiosos. El acceso es sinuoso pero implica también una travesía de aventura pues se llega a Palenque y de ahí un gran trecho en el que puede apreciarse los ecosistemas de la selva Lacandona.

Yaxchilán, es otra zona arqueológica que se encuentra en medio de la selva, representada su majestuosidad por el Templo 33, dedicado a Hachakyum. El esplendor del sitio se debe entre otras cosas al asentamiento humano que veía en el Usumacinta una provisión sagrada de alimento, agua y vida. Puede llegarse a él desde Palenque, y lancha por el río Usumacinta.

Además de las ruinas arqueológicas Chiapas ofrece verdaderas joyas naturales como el Parque Nacional del Cañón del Sumidero, que comparte con el Municipio de Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo, Chicoasén, y Usumacinta. Se trata de 15 mil hectáreas de un espacio abierto en el que puede apreciarse el cañón desde cinco miradores: La Ceiba, La Coyota, El Roblar, Tepehuaje, y Los Chiapa. Falla geológica que además, se encuentra adornada por una inmensa cascada, de una vegetación y fauna como pinos, encinos, árboles tropicales, lechuzas, pelícanos, jabalíes, venados, tucanes entre muchas otras. A éste puede accederse por la carretera de Tuxtla Gutiérrez, o por transporte público desde el Museo de Antropología.

Otros destinos de belleza inigualable son la cascada de Misol-Ha, la región de Agua azul, ambas cerca de Palenque y los Lagos de Montebello, otro parque nacional.

Chiapas también tiene baluartes arquitectónicos como la Catedral de San Marcos, patrono del pueblo de Tuxtla Gutiérrez, construida por los Jesuitas, que data del siglo XVI, representativa de la época colonial, con un conjunto de 48 campañas que tañen hora por hora.

En San Cristóbal de las Casas también guarda construcciones de interés como su Catedral, la Iglesia de las Monjas de la Encarnación, y el mercado en el que se aprecian las artesanías de los pueblos de Zinacatán o Tenejapa.

Presiona el botón de PLAY para ver el video:


Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los derechos Reservados.

Artículos Relacionados
Videos populares
¿Qué fue el plan de Iguala?

¿Qué fue el plan de Iguala?

Uno de los grandes líderes de la última etapa de la guerra de independencia Agustín de Iturbide, fue un personaje polémico, tanto porque originalmente pertenecía al ejército realista como por su trayectoria política. Leer más>>



Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

En México aún existen muchos pueblos nativos que conservan su tradiciones, modo de vida, vestimenta e incluso religión en la época actual. Así podemos encontrar a sobrevivientes mayas en el sureste, los huicholes en el oeste o precisamente los purépechas o tarascos Leer más>>



El Lobo Mexicano y su posible extinción

El Lobo Mexicano y su posible extinción

Un animal sin duda bello, este canino, que antiguamente ocupaba un vasto territorio que comprendía los estados del sur de E.U. y las sierras mexicanas, es la especie más pequeña de lobo que existe. Leer más>>

Suscríbete y comparte