El Tajín, gran zona arqueológica en Veracruz

El Tajín, gran zona arqueológica en Veracruz
Las interpretaciones más aceptadas refieren que el nombre de Tajín en lengua totonaca hacia referencia al trueno. Los grupos que se asentaron en la región y quienes desarrollaron las imponentes construcciones son los totonacas, quienes mantuvieron en resguardo el lugar varios siglos después de la llegada española, y sólo fue la explotación del territorio lo que dio origen a la intervención del comercio del tabaco.

El Tajín es una zona arqueológica declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El conjunto arquitectónico ofrece una vista panorámica, ya que se trata de una ciudad antigua. Los centros ceremoniales y los edificios de orden político desarrollaron a su alrededor construcciones menores que correspondían a la población que mantenía la dinámica de la vida religiosa, de manera que no se trata únicamente de construcciones centrales sino de la periferia que contenía a la población, como artesanos, comerciantes, y militares de menor rango.

La Pirámide de los nichos es uno de los edificios más importante por su arquitectura, cada nicho tiene correspondencia quizá con un día, y alude a la relación entre la vida y la muerte de las culturas mesoamericanas. Se encuentran también varios juegos de pelota, en el que se representaba la lucha de los dioses en el firmamento, en el que la victoria significaba un nuevo día.

La zona arqueológica es una de las más importantes del país, por el estilo arquitectónico que tiene dos características importantes: el uso de mastabas que son el basamento trapezoidal de la pirámide, que al paso del tiempo va agregando otras estructuras de la misma forma hasta terminar en la estructura de gran altura, ésta casi siempre construida para fines funerarios. La segunda características es la importancia de la ciudad, que sorprendentemente todavía no ha terminado de descubrirse, pues bajo grandes montículos de tierra se encuentran visibles indicios de otras construcciones, quizá pirámides de menor tamaño o restos del centro urbano.

Bajo el auspicio del gobierno del Estado y el Instituto Nacional de Antropología e Historia, del 19 al 23 de marzo, se llevó a cabo la “Cumbre Tajín 2008”, cuya finalidad es la de promover la cultura y riqueza arqueológica de la Ciudad Sagrada. Para el evento se organizaron rituales, juegos de pelota, danza, conferencias, exposiciones, talleres, y se convocaron a la medicina tradicional para ser difundida a los miles de visitantes que se esperan cada año.

Al Tajín puede llegarse desde el centro del país vía Poza Rica, y tomar una ruta terrestre a Papantla y luego al Tajín, o bien, llegar desde el centro de Veracruz en autobús. En el Distrito Federal, la Terminal del Norte tiene corridas a Papantla, en donde se ubica otra ruta que lleva a la zona arqueológica. Si se viaja en auto desde la Ciudad de México, el recorrido aproximado es de cuatro hora y media.

Artículo Producido por el Equipo Editorial Explorando México.
Copyright Explorando México, Todos los Derechos Reservados.
Foto: Alejandro Arzola


Artículos Relacionados
Videos populares
¿Qué fue el plan de Iguala?

¿Qué fue el plan de Iguala?

Uno de los grandes líderes de la última etapa de la guerra de independencia Agustín de Iturbide, fue un personaje polémico, tanto porque originalmente pertenecía al ejército realista como por su trayectoria política. Leer más>>



Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

En México aún existen muchos pueblos nativos que conservan su tradiciones, modo de vida, vestimenta e incluso religión en la época actual. Así podemos encontrar a sobrevivientes mayas en el sureste, los huicholes en el oeste o precisamente los purépechas o tarascos Leer más>>



El Lobo Mexicano y su posible extinción

El Lobo Mexicano y su posible extinción

Un animal sin duda bello, este canino, que antiguamente ocupaba un vasto territorio que comprendía los estados del sur de E.U. y las sierras mexicanas, es la especie más pequeña de lobo que existe. Leer más>>

Suscríbete y comparte