Vicente Guerrero: Segundo Presidente de México

Aunque siempre citado por su participación en el final de la Guerra de Independencia, Vicente Guerrero fue en realidad mucho más para México que sólo un caudillo. El que después sería el segundo presidente al mando de la República Mexicana fue un hombre valiente y siempre dispuesto a tomar las armas.

El origen de Vicente Guerrero no está muy claro, pues aunque sabemos que su nombre completo era Vicente Ramón Guerrero Saldaña y que desde pequeño ayudó a sus padres al negocio familiar, existe una pequeña disputa sobre si su familia gozaba de buena posición económica o si eran humildes. Esto se debe a que Vicente era arriero, por lo que transportaba y cuidaba animales, y este oficio podía ser desempeñado por gente pobre o por acomodados comerciantes. Lo que no se discute es su nacimiento en Tixtla, Guerrero en agosto de 1782.

Cuando la Guerra de Independencia estalló, Guerrero tomó conciencia de la discriminación de la que eran objeto los no nacidos en España (él mismo era mestizo) y se unió a un movimiento armado en Técpan. Se puso entonces a las órdenes de Hermenegildo Galeana y atacó después a la ciudad de Taxco por encargo de Morelos. En febrero de 1812 tiene lugar la batalla de Izúcar, donde bajo su mando se derrota al ejército de la zona. Tras esto Guerrero gana reconocimiento como estratega y armero.

Otro combate célebre de Guerrero fue el que sostuvo contra el Capitan José de la Peña, al que derrotó usando como tropa pobladores del sur armados con palos, garrotes y piedras. Se dice que incluso el mismo Guerrero combatió usando un arma blanca. Cuando en noviembre de 1815 Morelos es capturado y gran parte de los insurgentes derrotados, Guerrero es uno de los que continúa en la resistencia formada por guerrillas.

Pese a que sus tropas disminuían constantemente, Guerrero logra mantenerse luchando y tras conseguir derrotar al General Armijo en 1818, obtiene armas y recursos para continuar con la guerra. Es entonces cuando el padre de Guerrero le pide arrodillado que deje la lucha y se acoja al indulto del Virrey de Apodaca, pero él contesta: “La Patria es primero, Padre”, frase que se haría célebre con el tiempo. El último general enviado a cazar al “rebelde” es entonces Agustín de Iturbide.

Guerrero da muestra de su habilidad al escapar una y otra vez de Iturbide y, cuando éste cambia de bando se da entre los dos la unión de sus ejércitos. Esta unión queda plasmada con el llamado Abrazo de Acatempan, así el nuevo ejército entra en la capital de México el 27 de septiembre de 1821: la Guerra de Independencia había terminado tras 11 años de lucha.

Ante la necesidad de contar con un gobierno central, los insurgentes y la iglesia nombran a Iturbide como Emperador de México, pero posteriormente éste es desconocido, incluso por el propio Guerrero, por los intereses de diversos grupos y la inestabilidad del mismo Iturbide. Conforma entonces Guerrero el Plan de Veracruz junto con Santa Anna para hacer de México una república y logró derribar al Imperio. Tras la presidencia de Guadalupe Victoria, Guerrero es nombrado presidente, tras desconocer él, y el Congreso, unas elecciones en las que había perdido ante Gómez Pedraza.

Su presidencia fue corta, (aproximadamente 8 meses) y afrontó enormes retos tales como un intento de reconquista española, un conflicto diplomático con Estados Unidos a quien se rehusó a vender territorio, y arcas casi vacías que intentó llenar con nuevos impuestos. Esta acción lo hizo a tal punto impopular que los estados de la república lo desconocieron como presidente. Para colmo, cuando pronunció la abolición de la esclavitud, los poderosos comerciantes y colonos extranjeros también lo vieron como enemigo. Había empezado ahora una guerra civil.

Guerrero consiguió algunas victorias en la guerra de 1830, sin embargo, engañado por el capitán de un barco, se presentó en “el Columbo” (la nave en cuestión) a comer, y fue capturado. La guerra termina entonces al morir Guerrero fusilado en febrero de 1831.

Sus restos fueron estudiados, autenticados y exhibidos en el año 2010 por motivo de los 200 años de la Independencia, junto con los de otros héroes nacionales y, tras terminar estas celebraciones, regresaron a la Columna de la Independencia, donde habían estado desde 1923.

¡La historia de México es interesantísima! ¡Te invitamos a que leas más de ella a lo largo de nuestro portal!

Artículos Relacionados
Videos populares
¿Qué fue el plan de Iguala?

¿Qué fue el plan de Iguala?

Uno de los grandes líderes de la última etapa de la guerra de independencia Agustín de Iturbide, fue un personaje polémico, tanto porque originalmente pertenecía al ejército realista como por su trayectoria política. Leer más>>



Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

Los Purépechas, un pueblo ancestral vivo

En México aún existen muchos pueblos nativos que conservan su tradiciones, modo de vida, vestimenta e incluso religión en la época actual. Así podemos encontrar a sobrevivientes mayas en el sureste, los huicholes en el oeste o precisamente los purépechas o tarascos Leer más>>



El Lobo Mexicano y su posible extinción

El Lobo Mexicano y su posible extinción

Un animal sin duda bello, este canino, que antiguamente ocupaba un vasto territorio que comprendía los estados del sur de E.U. y las sierras mexicanas, es la especie más pequeña de lobo que existe. Leer más>>

Suscríbete y comparte